1. Blog
  2. Ansiedad
  3. Ataque de pánico. Síntomas.
ataque de pánico

Ataque de pánico. Síntomas.

Un relato similar es lo que podrán contar las personas que han experimentado un ataque de pánico:

“No sé que me ha pasado, de repente, empecé a sudar, no podía respirar, el corazón me iba a mil y pensaba que me iba a dar un infarto”. “Estaba durmiendo y de pronto me desperté muy acelerada, llorando, me ahogaba con mi propia respiración. Estaba tan asustada que pensaba que me estaba ocurriendo algo malo así que llamé a urgencias”

A continuación, te explicamos en qué consiste y cómo identificarlo.

¿En qué consiste el ataque de pánico?

Habitualmente son ataques repentinos de miedo que duran varios minutos, aunque a veces los síntomas pueden durar más tiempo. Las sensaciones físicas son muy intensas y parecen presentarse sin previo aviso.

Pero, ¿por qué de repente se siente ese miedo?. En cierto modo, el pánico, es como una alarma de incendios, esa alarma actuaría como una advertencia para que la persona ponga atención en algo que está ocurriendo a su alrededor.

Tal y como pasa con la alarma, este miedo aparece cuando hay un peligro subjetivo. Este peligro puede que no sea real pero nuestro cerebro lo interpreta como si de una amenaza importante se tratase. Normalmente un ataque de pánico suele presentarse cuando la persona está sometida a un alto nivel de estrés o una elevada ansiedad.

¿Cuáles son los síntomas de un ataque de pánico?

Algunos de los síntomas que la persona puede experimentar son:

  • Dificultad para respirar
  • Taquicardia
  • Dolor en el pecho
  • Sudoración
  • Temblor
  • Vértigo
  • Sensación de terror
  • Sensación de irrealidad
  • Pensamientos amenazadores como por ejemplo “voy a tener un infarto”, “voy a desmayarme”, “voy a perder el control”

¿Es peligroso ?

Los ataques de pánico son desagradables, pero no son peligrosos. Pueden aparecer de forma aislada en la vida de una persona o repetirse a lo largo del tiempo.

Cuando el malestar que dichos ataques nos provoca nos paraliza la vida o interfieren de forma considerable en nuestro día a día es recomendable acudir a un psicólogo para aprender a relacionarnos con dicho malestar.

En okmental.com, tú psicólogo online podrás encontrar a los mejores profesionales con los que iniciar una terapia online. Pincha para acceder a nuestros psicólogos online

Artículo redactado por la psicóloga ANDREA PÉREZ.

Entrada anterior
La ira. ¿Por qué soy tan agresivo?
Entrada siguiente
La trampa de la felicidad
Menú