1. Blog
  2. Dependencia emocional
  3. 15 consejos para superar una dependencia emocional
como superar una dependencia emocional

15 consejos para superar una dependencia emocional

¿QUÉ ES LA DEPENDENCIA EMOCIONAL?

Es un patrón psicológico que refleja necesidades emocionales insatisfechas, las cuales se intentan cubrir de forma desadaptativa con otras personas a través de vínculos afectivos excesivos y patológicos.

Las actitudes dependientes conllevan un gran malestar tanto para la persona que sufre esta problemática como para quienes le rodean.

Cuando se habla de dependencia emocional parece que a todos se nos viene a la cabeza en primer momento la relación de pareja. Esto se debe a que es la que se da con mayor frecuencia, sin embargo, veamos que existen diferentes tipos.

TIPOS DE DEPENDENCIA:

  • Relación de pareja. Hablamos de dependencia emocional de pareja cuando uno o ambos miembros de la misma sienten una necesidad insaciable, exagerada y desmesurada de recibir atención por parte del otro, que lleva a una limitación de libertad, pensamientos negativos y sentimientos desagradables.
  • Relación con la familia. Tiene lugar la dependencia emocional cuando se establecen relaciones familiares asfixiantes.
  • Relación con el entorno social. Se caracterizan por la necesidad constante y permanente de aprobación por parte de las personas del círculo social.

¿CÓMO IDENTIFICAR A UNA PERSONA DEPENDIENTE EMOCIONALMENTE?

Las personas dependientes emocionalmente suelen presentar:

  • Necesidad imperiosa de mantener un vínculo emocional.
  • Demanda excesiva de afectos.
  • Necesidad continua de aprobación.
  • Tendencia a anteponer a la pareja/ familia/ entorno social, priorizando por delante de las propias necesidades individuales.
  • Pensamientos erróneos respecto a la felicidad (por ejemplo: pensar que el propio bienestar depende totalmente de la otra persona).
  • Baja autoestima.
  • Vulnerabilidad emocional.
  • Apego ansioso: reflejado en el miedo y la ansiedad por separación o pérdida de la figura vinculada.
  • Comportamientos reiterados de sumisión.

¿COMO SÉ SI ES UNA RELACIÓN DEPENDIENTE?

Para saber si te encuentras en una relación con vínculo dependiente, reflexiona sobre los siguientes aspectos, ya que no es una relación sana si:

  • Sientes que, sin esa persona tu vida carece de sentido.
  • Buscas constantemente la aprobación externa.
  • No existen espacios propios y personales en la relación.
  • No hay libertad.
  • Idealizas a la persona: teniendo una imagen distorsionada de ella que no se ajusta con la realidad.
  • Piensas que necesitas a esa persona para todo, lo que conlleva una falta de autonomía personal.
  • Existen varios signos de sumisión en tu relación.
  • El simple hecho de pensar en una posible separación, hace que se dispare la ansiedad y miedo a la soledad.
  • Si crees que eres responsable de todos los sentimientos que tiene la otra persona.

¿QUÉ PUEDO HACER PARA SUPERAR LA DEPENDENCIA EMOCIONAL?

Superar la dependencia emocional no es fácil, ya que como hemos visto en el artículo. Detrás de ella pueden existir carencias afectivas importantes, pero ¡por supuesto que sí es posible! . Aquí te facilito 15 consejos para ello:

  1. Comienza por reflexionar sobre si estás en una relación dependiente: diferenciando lo que es saludable y lo que no.
  2. Identifica las cosas de la relación que no te hacen bien, ¡racionalízalas!
  3. Cultiva el amor propio y el autoconocimiento. Es muy difícil querer bien a otras personas cuando tú misma no te valoras lo suficiente. Esto es clave para establecer relaciones sanas.
  4. Refuerza tu autoestima, ¡valórate!
  5. Priorízate.
  6. Replantéate tus valores respecto al amor y las relaciones.
  7. Aprende a disfrutar de tu propia compañía.
  8. Fortalece amistades y vínculos familiares.
  9. Mantén un estilo de vida activo: realiza actividades con las que disfrutes.
  10. Marca límites: decir “no” asertivamente es fundamental.
  11. Sé fuerte y mantén tus decisiones.
  12. Enfócate en tu futuro.
  13. Toma decisiones por ti misma: asume la responsabilidad de tu propia vida, emociones y decisiones; sin la necesidad de aprobación de terceras personas.
  14. Recuerda que cuando te centras en el temor al abandono del otro, la probabilidad de que abandones a ti misma ya está aumentando notablemente.
  15. Busca ayuda profesional.

Sé consciente que para superar la dependencia emocional se requiere de un trabajo personal importante, basado en el compromiso y en tu papel activo. Por eso, desde el equipo de OKMENTAL te ayudamos a gestionar tu autonomía personal y guiarte en tu proceso. La necesidad de pedir ayuda a un especialista es prioritaria en muchos casos. Sobre todo cuando se experimenta malestar y sufrimiento personal. Existe una merma de la autoestima y cuando se anteponen los intereses de otras personas sobre los individuales. ¡Ponte en contacto con nosotros!

Artículo redactado por la Psicóloga Raquel Triana Murcia.

Entrada anterior
La metáfora para conectar con el paciente
Entrada siguiente
Estrategias para manejar el malestar emocional
Menú
Hey, espera !

¿Quieres recibir muy puntualmente promociones, novedades y noticias interesantes?
Sólo lo imprescindible, no nos gusta molestar