1. Blog
  2. Problemas de pareja
  3. El Toc relacional. Te quiero, no te quiero, te quiero, no te quiero…
indecisión patológica en tus relaciones por toc relacional

El Toc relacional. Te quiero, no te quiero, te quiero, no te quiero…

Dentro de las distintas formas del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), uno más frecuente de lo que pensamos es el TOC relacional, caracterizado por la presencia de pensamientos intrusivos recurrentes y desagradables acerca de la relación de pareja que mantenemos o, aunque menos habitual, acerca de otras relaciones con personas importantes de nuestra vida. Paradójicamente, muchas personas que presentan este TOC tienen una relación de pareja sana, sin embargo, la viven con mucha angustia.

Las ideas obsesivas pueden girar en torno a la idoneidad de la pareja, el futuro como pareja, los sentimientos y el grado de atracción física hacia ella. Aquí se muestran algunos ejemplos que pueden aparecer en este tipo de TOC, para que, en el caso de que pienses que te ocurre esto, puedas empezar a identificarlos:

Indicadores

  • Hacerte constantemente preguntas, como… “¿Quiero a mi pareja realmente?”, “¿Si no siento tan intensamente como al principio será que no la quiero?”, “¿Y si ya no la deseo?”, “Si ya no mantenemos tantas relaciones sexuales, ¿será que no somos compatibles?”, “He disfrutado mucho hoy sin ella, ¿será que la he dejado de querer?”, “¿Y si me estoy perdiendo a otra persona mejor que ella?”, “He pensado en lo atractiva que es esta persona, ¿eso puede significar que ya no estoy enamorada de mi pareja?”.
  •  Analizar su comportamiento y focalizarte en aquellos aspectos que no te gustan de ella. “No tiene los ojos muy bonitos”, “No es tan habilidosa como me gustaría”, etc.
  • Tener imágenes intrusivas siendo infiel a tu pareja y/o enamorándote de otras personas.

Muchas de estas dudas obsesivas pueden llevarte a realizar algunas compulsiones  (a veces menos visibles que en otros tipos de TOC). Que mantienen y refuerzan los pensamientos así como no permiten a la persona estar segura y tranquila en la relación. Algunos ejemplos son:

  • Forzarte a tener momentos de intimidad y relaciones sexuales con tu pareja para comprobar tu grado de excitación y/o conexión emocional con ella; o, por el contrario, evitar gestos de afecto y cariño con ella por miedo a sentir desconexión.
  • Pasar tiempo con otras personas para “poner a prueba” tus sentimientos con respecto a tu pareja o evitar el contacto con ellas por miedo a sentir atracción por alguien.
  • Manifestar continuamente a tu pareja tus dudas sobre tus sentimientos o la viabilidad de la relación.
  • Hacer preguntas a las personas de tu entorno sobre cómo ven a tu pareja y tu relación o sobre cómo es su relación con otras personas, y compararlas con la tuya.

Malestar emocional y confusión.

El TOC relacional suele implicar un intenso malestar emocional, así como confusión en la persona que lo presenta y en sus parejas y familiares. Debido al desconocimiento, los demás pueden intentar ayudarle. Y, sin querer, reforzar la situación de angustia y preocupación al dar consejos como “Si dudas sobre si quieres a tu pareja, igual es mejor que lo dejes”. Esto se ve más claro si consideramos otros TOC, como el miedo a contaminarse. Probablemente los familiares o amistades no le recomienden que se lave todavía más las manos si no está seguro/a de que se ha contaminado. Además, este trastorno suele implicar sentimientos de culpa y tristeza por parte de quien lo sufre. Ya que puede sentir que daña a su pareja por pensar así. Que no debería dudar de ella o puede dejar la relación convirtiéndose en una profecía autocumplida.

¿Cómo puede tratarse el TOC relacional?

A través de un proceso de psicoterapia puedes trabajar tus miedos para afrontarlos y que seas tú, y no ellos, quien tome las decisiones con respecto a tu relación. Desde las terapias contextuales puedes entender cómo funcionan tus dudas y pensamientos recurrentes. Normalizarlos y relacionarte con ellos de manera distinta, sin quedarte enredado/a en ellos. También la terapia puede acompañarte en el proceso de conocer en mayor profundidad tu relación. Así como hacer cambios en la dirección que quieras, en caso de que lo valores necesario. En okmental tu psicólogo online podemos ayudarte a clarificar que es lo que realmente te importa en tu relación. Accede a nuestros psicólogos online.

Artículo redactado por la Psicóloga General Sanitaria Elena Díaz.

Entrada anterior
¿Qué es sufrir de paranoia?
Entrada siguiente
Hipocondría: síntomas y tratamiento
Menú