1. Blog
  2. Autoestima
  3. Baja autoestima: síntomas, causas y consecuencias
Baja autoestima

Baja autoestima: síntomas, causas y consecuencias

La autoestima es uno de los ingredientes más importantes de nuestro desarrollo personal y bienestar emocional que varía a lo largo de la vida según el nivel de amor propio y el valor que nos atribuimos.
A continuación, vamos a hablar de los síntomas que nos ayudan a detectar si poseemos una baja autoestima, que puede causarla y que consecuencias puede traer si no se trabaja y mejora.

Síntomas de la baja autoestima

La lista de síntomas que nos permiten identificar una baja autoestima es bastante larga, pero los más fáciles de detectar a simple vista son los siguientes:
Son indecisos, tienen dificultades para tomar decisiones porque tienen miedo a equivocarse y evitan tomar la iniciativa. Manejan muchos sentimientos de culpa cuando algo sale mal.
Piensan que no pueden, que no saben nada, que no lo van a conseguir. No se valoran, no son capaces de reconocer sus talentos y en cambio, los de los otros los ven grandes e incluso exagerados.
– Tienen un dialogo interno negativo que produce sentimientos y emociones desagradables como la desconfianza, el miedo o la inseguridad.
– Tienen miedo a lo nuevo y evitan los riesgos.
– Son personas aisladas, tímidas y casi no tienen amigos o muy pocos.
Dependen mucho de otras personas para hacer sus tareas o realizar cualquier actividad. Siempre buscan un líder al que seguir.
– Son pesimistas y creen que todo les saldrá mal. Esto hace que no se esfuercen porque no creen en sus capacidades y que, por lo tanto, que les cueste obtener sus metes.

Causas de la baja autoestima

  • El modelo de crianza que ha tenido durante la infancia y adolescencia. Padres castigadores, que eduquen a sus hijos limitándoles su propio desempeño pueden impedirle a una persona reconocer sus propios valores.
  • Eventos traumáticos o humillantes. Estos pueden hacer mella en el amor propio de la persona y lo convenzan de ser un individuo defectuoso o débil.
  • Fobias. A veces los miedos irracionales pueden tanto incidir en la autovaloración, que le impida a la persona apreciar el resto de su personalidad.
  • Dificultades en las interacciones sociales. Estas junto al aislamiento social o la angustia social, pueden incidir en la percepción del individuo sobre sí mismo en comparación con los demás, a quienes define como “normales”.

Consecuencia

Como consecuencias de una baja autoestima, pueden aparecer trastornos y problemas psicológicos y emocionales que deriven en físicos.

Artículo redactado por la psicóloga Sarah Gómez

Si necesita terapia para mejorar su autoestima puede contactar con nuestros psicólogos online en www.okmental.comv

Si necesitas saber más sobre la autoestima, puedes entrar en nuestra sección de AUTOESTIMA ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Imágen de Freepik

Entrada anterior
Test de orientación sexual
Entrada siguiente
Técnicas de relajación ¿Qué son? ¿qué tipos hay?
Menú