1. Blog
  2. Autoestima
  3. Detectar y salir de una relación tóxica
detectar y salir de una relación tóxica

Detectar y salir de una relación tóxica

Si detectar que estamos en una relación dependiente o tóxica ya es difícil, salir de ella, es todavía más complicado y es frecuente que se prolongue en el tiempo. Nuestra propia autoestima, nuestros miedos impuestos y la dependencia emocional o necesidad afectiva que requerimos de la otra persona, se convierten en barreras casi infranqueables. Pero vamos a ayudarte a detectar, compartir y te vamos a ofrecer herramientas para salir de esta relación tóxica y de este círculo que no te conviene.

Una relación tóxica, ¿Qué es? Cómo detectarla

El amor no es sufrimiento. Es el primer paso, a tener en cuenta para no caer en una relación tóxica. Una relación que te quita más de lo que te aporta. Te lleva a vivir en una tensión permanente. Una relación tóxica nos roba tanta energía, que quedamos encerrados en nosotros mismos, aislados en esta historia. Dejamos de compartir tiempo nuestro tiempo con los amigos, la familia y los seres queridos. Perdemos objetividad para poder valorar si la situación que estamos viviendo es negativa, tóxica o dolorosa. Una relación tóxica es una relación que nada tiene que ver con el amor. Un amor de este tipo, no se disfruta sino, que se sufre mucho por los efectos negativos que nos producen.

Hombre o mujer en una relación tóxica

¿Todas las relaciones tóxicas son de pareja?

La respuesta es no. Una relación tóxica suele ser de pareja, pero también pueden ser con tu madre, tu padre, tu hermamo o amistades muy allegadas.

Es una relación con otra persona que te quita más de lo que te está dando. Te provoca una tensión permanente , de vigilia o ansiedad, para no hacer daño a esa persona, o porque saca lo peor de tí.

Efectos de las relaciones tóxicas: La autoestima

Uno de los efectos principales, que producen las relaciones tóxicas, es la baja autoestima. Nuestro amor propio queda herido y debilitado. Perdemos quienes somos. Su mera conducta, corta nuestra libertad de ser, de expresarnos, de vivir, de simplemente sentir o hablar abiertamente de quienes somos, que nos gusta o como nos sentimos. Perdemos nuestra esencia en el camino.

Efectos de las relaciones tóxicas: El miedo

El miedo a la soledad, miedo a qué dirán los demás, miedo al cambio, a la fragilidad emocional, etc.

En una dependencia emocional, tenemos miedo que no nos quieran, miedo a no ser lo suficiente, miedo a ser sustituidos, miedo a ser olvidados, a no nos llames, que nos engañen, que nos no escriban, a no ser los únicos, pase algo malo, etc. Una parte de nosotros, siempre espera a que pase algo malo. incluso en ocasiones tendemos a boicotear las situaciones para tener razón. Para sentirnos desolados sentirnos de lado, lamentarnos y reafirmar nuestro miedo . Esto genera relaciones basadas en el miedo y el temor, que nuestra pareja aprovecha. Esto sólo nos conduce a un camino, a un vínculo de dependencia emocional.

indefensión miedo
indefensión miedo a salir de una relación

Efectos de las relaciones tóxicas: La esperanza

Este efecto es un espejismo. Nuestra sociedad, es una sociedad del romanticismo, del amor. Puede que hasta las personas de fuera, pueden ver que nuestra relación es bonita. Aquí es donde aparece la esperanza. Esperamos a que algo cambie, esperamos que nuestra pareja cambie. Cuando cambie, todo irá mejor. Esta eterna esperanza a que la situación cambie, hace que nos sintamos eternamente atrapados. En una relación tóxica, justificamos las acciones y los comportamientos de nuestra pareja… y hasta nuestras propias emociones. Algo ha pasado que lo justifica. Cuando pase esto, la situación va a cambia etc etc.

Cómo detectar una relación tóxica. Características comunes

No tenemos que cumplir con todas las características de una relación tóxica. Normalmente se pueden cumplir más de la mitad. Si cumplimos todas, debemos de ponernos manos a la obra para pedir ayuda (amigos, familiares o profesionales) y salir de esta situación cuanto antes.

  • Tendencia a estados depresivos
  • Hiperidealización de la persona tóxica
  • Ansiedad por temor a la soledad
  • Baja autoestima o autoconcepto
  • No asumimos responsabilidades
  • Priorizamos las necesidades de la otra personas, aunque éstas, tengan consecuencias negativas para nuestra salud mental o emocional
  • Perdemos nuestra identidad
  • La luz de nuestra esencia se apaga
  • Desconfianza permanente
  • No nos permiten avanzar, ni crecer, ni sobresalir por encima de ellos
tristeza o depresión
Tristeza, tendencia a estados depresivos y soledad

Pautas para detectar y salir de un relación tóxica de dependencia

Como detectar y salir de una relación tóxica de dependencia. Cómo romper, dejar a la persona tóxica, acabar con la relación …. y mandarle a paseo. Vamos con las pautas, pasos, fases o consejos.

1. En una relación tóxica, tenemos una tendencia al aislamiento. Pues el primer paso, es todo lo contrario. Comparte

como te sientes con amigos de confianza y seres queridos. Vamos sacar todo lo malo o toda la mi…. Por muy duro que parezca, te va a hacer bien, te va a hacer ver otra posibilidad. Vas a poder expresar por primera vez, tus emociones y sentimientos. Ahora eres tú la persona importante. Tenemos que verbalizar todo lo que sentimos.

Tienes que que estar acompañado, aunque no lo que realmente te apetezca es estar llorando en la cama

2. No normalices la situación. No justifiques las acciones o las realidades de tu relación.

Haz un ejercicio sencillo. Contesta objetivamente. ¿Cuáles eran tus espectativas de un relación sentimental o de un amor feliz? ¿ Y donde estamos nosotros en nuestra relación?.

Vas a ser mar feliz disfrutando de tu soledad que en una relación en la que te sientes aislado.

3. No te dejes atrapar únicamente con palabras y promesas de la otra persona. El amor no sólo se muestra con las sus palabras sino en la coherencia de sus acciones. No valores a alguien por el trato sino la actitud hacia tí y hacia otros familiaries

4. Haz una lista. Analiza la situación y el por qué. Escribe las razones por las que no quiero continuar con mi pareja.

Para cerrar un círculo, debemos escribir las razones por las que queremos cerrarlo. La propia dependencia emocional, la propia toxicidad, hace que se nos nuble la mente. La emoción nos nubla y no podemos expresar libremente todo lo que sentimos. Esta lista requiere tiempo para analizarlo todo bien, tenerlo claro .

Por qué no quiero seguir con mi pareja, qué hace que no sea un relación de amor, perdón y respeto. Las posibilidades que tengo al dejarle. Las posibles consecuencias y reacciones de ello.

5. Somos nosotros los que tenemos que tomar la decisión. Y esta debe SER FIRME. Debemos de pensar en nosotros y en nuestro bienestar. Cuidarnos mucho. Alejarnos de una relación que nos es está dañando. Asume la realidad de la infelicidad y cierra el ciclo

6. Evitar el contacto por un tiempo para cerrar el ciclo. NO PASA NADA. Normaliza echar de menos, sentirnos tristes, tener dudas, querer hablar con esa persona, pensar el los buenos momentos.

Es algo muy dicifil cerrar un ciclo pero, es peor no afrontarlo porque no queremos tomar un riesgo

El cariño no es un excusa. Aunque sientes algo especial, la ruptura es lo mejor.

7 Si lo necesitas pide ayuda psicológica. Nuestro bienestar emocional es tu prioridad. Ser feliz y pasar página de la mejor forma posible. Prepararte para disfrutar de las cosas bonitas que están por llegar

Relacionarse y mejorar la autoestima para salir con fuerza de una relación tóxica

Un caso real y anónimo de una relación tóxica

Esta semana hemos tenido en consulta, un caso real de una relación tóxica. Vamos a detallar como sucedió su historia personal, con el fin de ponernos en su piel, para poder identificar y aportar alguna idea práctica que nos pueda servir.

La paciente es una mujer, que tiene o tenía una relación de 5 años con otra persona. Su relación era firme, pero la mujer acudía a consulta por problemas de ansiedad y baja autoestima. Es una mujer independiente, alegre y trabajadora. En las primeras sesiones, la persona empezaba a detallar todos los problemas que tenía y cómo se sentía. La mujer, al verbalizar sus emociones y cómo se sentía, ya en las primeras sesiones, se empezaba a dar cuenta, por sí misma de varios conflictos con su pareja.

En las siguientes sesiones ya fue profundizando y dándose cuenta de su continua sensación de falta de apoyo y su continua sensación de tensión en la pareja. En su relación estaba cuidando todo el tiempo lo que expresaba o comentaba a su pareja por miedo a que se enfadase. Poco a poco fue saliendo todo. «Mi pareja no me apoya en nada que yo quiera hacer» «quiere estar siempre por encima de mí» «tengo miedo a decir algo que le haga enfadar y discutamos» «no me valora» «yo ya sé que esta persona no me conviene».

Al cabo de 5 sesiones, la mujer ya verbalizaba la última frase del párrafo anterior. Sólo necesitaba expresar a alguien todos sus sentimientos en voz alta. Lo que sentía y pensaba a un profesional o a otra persona sin miedo a ser juzgada. Una se da cuenta que el problema principal es su pareja, ya es consciente, de que en algún momento o de alguna forma tiene que dar el gran paso.

A los pocos días tuvo una ayuda de su pareja. Que eso si, si una cosa tiene buena las relaciones tóxicas, es que estas personas, nos ofrecen un montón de razones y facilidades para que cerremos esas etapa.

La mujer es autónoma, con un negocio propio de antes de empezar esta relación y durante estos días actuales, estaba montando un bar con otros socios. Una mujer emprendedora no suele ser bien visto por este tipo de perfiles. Tarde o temprano, acaban explotando. Con lo cual durante las obras y antes de abrir el bar, el hombre fue a ver cómo iban las obras y le entró un ataque de celos con uno de los operarios que estaban en el local.

El hombre le montó una bronca tremenda a su pareja, llamándola de todo. Le dijo de habían acabado y que recojiese sus pertenencias de casa. La mujer destrozada a 4 días de abrir el bar. Con un enorme sentimiento de culpa, aún sin haber hecho nada.

Vivían en casas separadas, pero a poca distancia. El hombre fue al día siguiente a recoger sus cosas a casa de la mujer y le dijo a ella que fuese al día siguiente a recoger sus pertenencias. Todo esto retirando la palabra a la mujer y no queriendo escucharla.

La mujer había tocado fondo, Dejada sin motivo, sin poder defenderse y sufriendo el poder del silencio de la otra parte.

A los 4 días y ya sabiendo que el hombre había marcado su territorio y había demostrado quien realmente mandaba en la relación, le envía un mensaje para comer al día siguiente.

Resultado de caso real para detectar y salir de una relación tóxica

Antes de ir a la comida, agenciamos una sesión de terapia. Vamos a trabajar la comida. Ya somos conscientes que tenemos que dejar a la persona, pero estamos muy vulnerables. Lo único que queremos es que vuelva con nosotros, porque estamos sufriendo mucho. En este caso concreto, vamos a poner ciertas condiciones, sobre todo para hacernos valer como persona.

Vamos a ir a la comida, pero vamos a poner nuestras reglas para volver con la persona. (Vamos a ganar tiempo). Nuestro mensaje si quiere volver (Ya sabemos que no va a pedir perdón por lo que ha hecho, por hacer sufrir a su pareja, por equivocarse en pensar que le había sido infiel). «Me parece muy bien que quieras volver, pero tu has abierto una puerta (nuestra relación) que no estaba abierta. Me has hecho sufrir, me has hecho sentir una mala persona, me has maltratado, con lo cual, voy ha ser yo quien cierre esa puerta o la deje abierta y para eso necesito unos días».

No sólo se hizo valer como persona y cómo mujer, sino que su autoestima subió. En los próximos días y con distancia (no se podía poner en contacto en 3 días mínimo), la mujer tenía como misión hacer una lista de pros y contras (punto 4) y relacionarse con toda la gente posible con la que pudiese expresar lo que sentía. Tenía que tomar distancia y externalizar todos los sentimientos que tenía acumulados.

Al cabo del 6º día, no sin que pasase un sólo día que recibiese un montón de mensaje elevando el tono, la mujer quedó para comer en el mismo sitio y esta vez invitaba ella y le dejó para siempre.

No siempre se tiene tanta suerte, ni se cuenta con una mujer tan fuerte, que tenía claro, que esa relación y esa persona restaba mucho más de lo que sumaba. Su única debilidad es que no podía dejarle. La mujer supo detectar y salir de la relación tóxica

Si lo necesitas, pide ayuda profesional

En OKmental contamos con los mejores psicólogos online, expertos en trastornos de la personalidad. Nuestros psicólogos sabrán ayudarte a tí o a un ser querido. Si quieres más información, pincha en psicólogos online

Si quieres saber más de la dependencia emocional, síntomas y causas, puedes entrar en nuestra sección DEPENDENCIA EMOCIONAL ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Fotos Freepik

Entrada anterior
El psicólogo no es para mí
Entrada siguiente
¡Peligro, llega un bebé! Recomendaciones para prevenir y gestionar problemas de pareja
Menú