Sexualidad

En los últimos años, han aparecido nuevos conceptos relacionados con el género, sexo biológico, identidad de género, sexualidad, etc. que tiene aspectos comunes entre sí y, por lo tanto, es muy fácil confundir su significado. Nosotros nos centraremos en esta última.

¿Qué es la sexualidad?

Llamamos sexualidad a las condiciones culturales, sociales, fisiológicas, emocionales y de conducta, que están relacionadas con el sexo, género, identidades y orientaciones que nos caracterizan como seres humanos.

Dicho de otra manera, la sexualidad engloba al conjunto de características físicas y psicológicas propias de cada sexo, así como, los comportamientos y estrategias que se usan para atraer físicamente a otro individuo.
Por eso, debemos pensar en la sexualidad humana como algo que va más allá de la reproducción de la especie.

Componentes de la sexualidad humana

• Deseo sexual: es una emoción o un impulso, que produce que centremos nuestra atención en el estímulo sexual y nos mueve a tener un encuentro intimo con otras personas.

• Excitación sexual: se produce cuando se da una activación física y psicológica asociada al estímulo sexual. En los hombres se produce una erección mientras que en las mujeres la vulva se dilata y lubrica.

• Comportamiento sexual: es una forma de intimidad física que incluye la abstinencia, la masturbación y el sexo en pareja.

• Función sexual: es una respuesta fisiológica del organismo que utiliza para subsistir. En el caso de la sexualidad, su objetivo principal seria la reproducción. Otros serian:
   o Elevar la autoestima y desarrollar la confianza con uno mismo.
   o Y con una pareja, tener mayor intimidad emocional.

Sexualidad vs problemas sexuales

La sexualidad es nuestra identidad sexual, cómo nos sentimos y cómo nos definimos sexualmente, los problemas sexuales son los problemas relacionados con nuestras relaciones íntimas sexuales. En terapia sexual se atienden ambas opciones.

Problemas Sexuales

La terapia sexual se realiza tanto a hombres como a mujeres. Ambos sexos tienen frecuentes problemas sexuales. En las mujeres las manifestaciones más habituales son: dolores al mantener relaciones sexuales, ausencia de deseo, problemas de excitación y ausencia de orgasmo. En los hombres las dificultades más frecuentes son: la disfunción eréctil, los problemas de eyaculación precoz o retardada, la baja testosterona y la reducción o pérdida de interés sexual.