Transtornos psicológicos generados por Covid-19

Desde que en marzo de 2020 nuestro mundo se viera asolado por la pandemia provocada por la Covid-19 muchas cosas han cambiado. Nuestra manera de relacionarnos, de trabajar, de comunicarnos, de disfrutar del ocio… Todos estos cambios han influido en las costumbres modificando nuestros hábitos. Además el miedo al contagio, a la muerte propia y de los seres queridos, a compartir espacios con otros, está generando que actividades antes cotidianas sean vistas ahora como un peligro.

La incertidumbre sobre el futuro que nos espera, las dificultades económicas, la inestabilidad laboral, y el encierro al que estuvimos sometidos durante el confinamiento y que de alguna forma seguimos padeciendo debido a las restricciones han causado y están causando muchos problemas psicológicos en la población.

Problemas Psicológicos Generados por la Pandemia

La pandemia ha desencadenado diversos problemas psicológicos en las personas, exacerbados por múltiples factores:

  1. Ansiedad:

    • Incertidumbre económica y laboral.
    • Miedo al contagio y a transmitir la enfermedad.
    • Dificultad para adaptarse a entornos abiertos o concurridos.
  2. Depresión:

    • Sentimiento de soledad y falta de contacto social.
    • Incapacidad para compartir momentos con familiares y amigos.
    • Limitación en el disfrute de espacios abiertos y oportunidades.
  3. Estrés Post Traumático:

    • Duelos no resueltos.
    • Miedo ante diagnósticos o pruebas médicas.
    • Pérdida de seres queridos y efectos secundarios de la enfermedad.
    • Desempleo y sus consecuencias.

Además, se ha observado un aumento significativo de estos síntomas en quienes ya padecían enfermedades mentales, exacerbado por la interrupción de tratamientos.

Impactos Adicionales:

  • Aumento del consumo de drogas como vía de escape.
  • Presión mediática, restricciones, aislamiento social y falta de perspectivas futuras contribuyen al desequilibrio psicológico.

Acceso a Tratamientos:

  • Restricciones, riesgos de terapias presenciales y saturación del sistema de salud dificultan el acceso a tratamientos convencionales.
  • Terapias online se presentan como alternativa, permitiendo enfrentar y prevenir problemas de manera inmediata y continua.