Si no te gusta tu primera terapia individual, te devolvemos el dinero

¿Cómo ayudar a un ser querido con un trastorno mental?

trastorno mental

Lo primero es saber si esa persona es dependiente de nosotros o no. Por ejemplo, si se trata de nuestro hijo o de nuestro padre con Alzheimer y tenemos su guarda, ahí tenemos más libertad para tomar decisiones sobre él/ella. Sin embargo, si se trata de una persona totalmente independiente podremos ayudarle como pilar de apoyo, pero en ningún momento deberemos decidir por él/ella.
Vamos a ver de qué maneras podemos ayudar a nuestro ser querido, dependiendo de si está ya diagnosticado de alguna enfermedad o trastorno mental. O si, por el contrario, sospechamos que padece algún síntoma que corresponde con algún trastorno.

Persona diagnosticada trastorno mental

Buscaremos información sobre su trastorno en fuentes fiables. Podemos buscar en Google: síntomas de (escribimos el nombre de la enfermedad) según el DSM IV o el CIE 10. Ambos son manuales médicos de psicología y psiquiatría. Nos aparecerán los síntomas que sufre la persona que lo padece y de esta manera podemos empatizar con ella.
Hablar con los profesionales que llevan el caso. Si nuestro ser querido es dependiente de nosotros siempre tendremos acceso a toda la información a través de sus médicos, psiquiatras, psicólogos y terapeutas. Nos podrán dar pautas y resolver nuestras dudas. Si la persona no es dependiente, necesitaremos su consentimiento para hablar con ellos. En este caso podemos ofrecernos a acompañar a nuestro ser querido a alguna de sus citas o sesiones.
Estar pendientes de que toma su medicación, si es que la tiene.
Leer libros y artículos profesionales sobre su dolencia.
Conversar con nuestro allegado sobre su trastorno (si es posible). Relacionarnos con su entorno y así comprobar sus necesidades reales.

Persona sin diagnosticar

Buscaremos información en fuentes fiables, como hemos explicado en el primer punto del apartado anterior.
Acudiremos a profesionales para orientarnos y buscar un diagnóstico real: médicos, psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, asociaciones y abogados (en caso que creamos conveniente incapacitar a la persona)
Intentaremos buscar siempre las mejores opciones para nuestro allegado. Por ello debemos estar muy bien informados previamente.
En caso de que la persona sea totalmente independiente de nosotros, le ofreceremos acompañarle a donde nos hayan aconsejado los profesionales. Y en todo caso, le alentaremos a acudir a ver un profesional, mostrando nuestra comprensión y apoyo.
Finalmente, ante todo, LO QUE NO PODAMOS O NO SEPAMOS LO DELEGAREMOS EN PROFESIONALES.

Artículo redactado por la psicóloga Silvia Castillo Bes

Si está buscando psicólogos online puede entrar nuestra web