Si no te gusta tu primera terapia individual, te devolvemos el dinero

¿POR QUÉ NO PUEDO DEJAR A MI PAREJA?

dejar a tu pareja

¿Por qué no puedo dejar a mi pareja, si sé que me hace daño y que no me conviene?. Muchas personas se ven dentro de relaciones de pareja que les están haciendo daño y que a su vez no pueden dejar, sin entender muy bien el por qué de esta contradicción. Pues bien, probablemente se trate de una situación compleja, por lo que los motivos que la mantienen serán varios. En este artículo voy a nombrar algunos de ellos para comprender mejor el funcionamiento de estas dinámicas. Aunque cada persona tendrá unos motivos específicos en función de su historia.

Razones por las que no dejo a mi pareja

Una de las razones por las que una persona se mantiene en una relación en la que le hacen daño es porque lleva viviendo en ese tipo de relaciones desde su infancia. Aunque su círculo cercano le avise de que eso no es lo normal. De alguna forma a ella sí que le resulta familiar y es la única forma que conoce para relacionarse. Por ejemplo, si en mi familia me han tratado mal y se supone que me quieren. Lo más probable es que piense que mi pareja, que me hace daño, también me quiere.


Otro de los motivos puede ser que la persona tenga una baja autoestima y piense que en el fondo no merece ser mejor tratada. Aunque esté sufriendo y/o su pareja le lleve a situaciones que supongan una amenaza o peligro para su persona.


También puede que la persona se mantenga en la relación porque piensa que su pareja es buena persona y que con esfuerzo, amor y su ayuda podrán superarlo y tener una relación sana en un futuro. Esto puede llevar a una frustración constante si solo una de las dos personas se implica en el proceso. El esfuerzo, amor y empeño en que la relación cambie no será suficiente si lo hace solamente una de las dos partes. Puede que incluso esta persona termine sintiendo culpa porque la relación y el sufrimiento no cambian a pesar de su empeño.


Por último y aunque existen muchísimos más motivos, puede ser que la persona se encuentre en una relación de malos tratos y no tenga recursos económicos o sociales en los que apoyarse. Por lo que será aún más difícil poder alejarse de la persona que le trata mal, ya que si lo hace se quedaría sola o en situación de pobreza.


Como se puede ver, cada una de estas razones son complejas en sí mismas y probablemente en una misma persona se den varias, por lo que si te encuentras en este escenario y alguien te dice: «¿Cómo no has dejado aún esa relación? ´´ la respuesta puede no ser simple ni tampoco el camino para abordar la situación.
También puede que sientas que cualquier otra persona lo tendría bastante claro y cortaría rápidamente con su pareja. Pero lo cierto es que esto no es así, ya que es una demanda muy frecuente en la terapia psicológica.


Como he dicho antes, es difícil de manejar puesto que habrá muchos sentimientos mezclados y consecuencias que pueden dar miedo. En una terapia psicológica puedes encontrar el espacio de seguridad para abordar este tipo de situaciones. Ir desgranando poco a poco con el acompañamiento de tu terapeuta aquellos recursos y habilidades que tienes o que iréis construyendo para hacer frente a una relación en la que estás sufriendo, tanto si es de pareja como de cualquier otro tipo.

Si necesitas terapia online con nuestros psicólogos, estaremos encantados de atenderte en OKmental

Imagen de Freepik