Si no te gusta tu primera terapia individual, te devolvemos el dinero

Los falsos amigos. Cómo detectar y manejar a los amigos interesados

falsos amigos o amigos interesados

Si estás leyendo este artículo me atrevo a decir que tienes a alguien en mente. ¿Sospechas que alguien de tu entorno se está aprovechando de ti? Si te han saltado las alarmas sigue leyendo… Desde pequeños nos enseñan a ser amables, compartir, escuchar, ser educados… pero ¿qué ocurre cuando alguien se quiere aprovechar de nuestra buena fe? Entonces estaremos hablando de “vampiros emocionales”. Podemos encontrarnos con este tipo de personas en cualquier ámbito de nuestra vida, trabajo, familia e incluso amigos. Los falsos amigos o los amigos interesados.

¿Cómo detectar los falsos amigos o amigos interesados?

Un vampiro emocional es un “amigo tóxico” que nos avoca a una interacción negativa. Cuando alguien está feliz, le produce un malestar y lo torna en envidia, rabia, tristeza… nos “chupa” la energía positiva. Cualquier persona en un momento dado puede actuar de esta manera y no es por ello un “vampiro”, el problema viene cuando esta conducta se repite habitualmente. Pasemos a enumerar algunas características que nos pueden servir para detectarlos.

Características para detectarlos:


. Tienen baja autoestima. Aunque en ocasiones puede pasar desapercibido ya que presumen de lo contrario. Harán demasiados comentarios para hacernos ver que son mejores, pero como dice el refrán: dime de qué presumes y te diré de qué careces.
. Su vida no les satisface. Cuando se indaga un poco descubrimos que su vida es más simple y vacía de lo que en muchas ocasiones cuentan y adornan.
. Les encanta recordarte tus errores. Tuyos y de otras personas presentes y pasados para sentirse superiores. Les gusta criticar todo y a todos.
. Tras pasar rato juntos no te sientes bien. Las emociones se contagian, tanto positivas como negativas. Aunque en ocasiones no lo podemos explicar, nos deja “con mal cuerpo”.


En el caso de los amigos tóxicos, podemos puntualizar que generalmente su vida es lo más importante de la conversación, suelen tener muchos problemas y esperan que se les ayude a solucionarlos. Sin embargo, cuando se necesita de ellos no aparecen o no responden como reclaman para sí. Frecuentemente intentan que pensemos en lo afortunados que somos de tenerlos en nuestra vida. Son expertos en manipularnos y mentir, siempre para conseguir algún objetivo oculto.

¿Qué hacemos entonces?

Debido a que es alguien a quien le tenemos afecto tratamos de dar oportunidades y querer hacerle cambiar. Se puede exponer a la persona la situación, aunque muy frecuentemente resulta inútil dada su poca empatía. Si es posible abandonemos esa relación que lejos de hacernos feliz nos obliga a defendernos y estar alerta. Es agotador. HAY OPCIONES Y MUCHAS PERSONAS DESEANDO QUE FORMEMOS PARTE DE SU VIDA. Cuando se experimentan este tipo de relaciones insanas perdemos la objetividad y nos hace dudar que realmente nos pase a nosotros, para llevar a cabo las acciones oportunas, necesitamos alguien que nos asesore correctamente. Acudamos a alguien de confianza o profesionales sin sentirnos culpables. Es natural que deseemos ser felices y tenemos derecho a ello.
Silvia C

Este artículo esta redactado por nuestra psicóloga general sanitaria Silvia Bes Castillo. Excelente psicóloga con formación en la Universidad de Deusto

Si necesitas ayuda puedes acudir a nuestros psicólogos online en www.okmental.com

Si necesitas saber más sobre la depresión, puedes entrar en nuestra sección de AUTOESTIMA ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Foto Freepik