Si no te gusta tu primera terapia individual, te devolvemos el dinero

Tengo cáncer de mama. ¿Qué hago?

El cáncer de mama es uno de los cuatro cánceres más frecuentes en nuestro país. Asimismo, es el más diagnosticado en mujeres (se da también en hombres, pero por la baja frecuencia nos vamos a centrar en las mujeres que lo sufren). Gracias a los esfuerzos de la detección precoz ha aumentado mucho su tasa de curación y supervivencia. Por ello se realizan mamografías periódicas a las mujeres mayores de 50 años.

Impacto psicológico del cáncer de mama

A las preocupaciones comunes a otros cánceres , tienen mucho peso otras como el no sentirse atractivas o el miedo al abandono. Esto se debe a que los tratamientos habitualmente producen cambios físicos que amenazan o dañan la feminidad de las pacientes. Entre otros, la pérdida parcial o total de la mama (lo que se conoce como mastectomía) y la posible caída de pelo por la quimioterapia afectan mucho a su autoestima. Aparte de tristeza e inseguridad, pueden llegar a sentir rechazo a su propio cuerpo. Esto, inevitablemente, repercute en sus relaciones de pareja y en su sexualidad, que se ve deteriorada o reducida.

¿Qué puedo hacer?
  • Es normal que sientas miedo, tristeza, rabia… de repente tu vida ha dado un vuelco, habiendo mucho que aceptar y reordenar. Date permiso para sentir y expresar dichas emociones sin sentirte mal por ello. Es muy probable que no quieras hacerlo. Piensas que serás una carga o tienes miedo de preocupar a tu entorno (son pensamientos altamente frecuentes en los pacientes con cáncer). Sin embargo, estoy segura de que si te apoyas en ellos se sentirán más útiles y tranquilos. En este sentido, el tener una comunicación abierta con tu pareja también ayudará a prevenir o a reducir los posibles problemas de pareja que puedan surgir a raíz de la enfermedad.

. Probablemente no te encuentres con la misma energía para realizar las tareas habituales de tu día a día, lo que te puede generar ansiedad y frustración. Es importante que no te castigues por ello, ya que este estado es consecuencia del proceso de adaptación a la enfermedad y sus tratamientos. Al igual que antes, no temas pedir ayuda a familiares o amigos con el reparto de tareas, cuidado de niños, etc.

. A veces puedes sentirte que estás a merced de la enfermedad. Para vencer esa sensación es aconsejable que te centres en aquellas cosas que puedes controlar. ¿Cómo? Poniendo especial atención en tu autocuidado: estético, físico, y psicológico. Volver a arreglarte mejorará tu estado de ánimo y tu autoestima. Cuidar tu alimentación, hacer ejercicio y dedicar un tiempo al día a ti misma son otros aspectos que te harán sentir mejor.

Un tratamiento psicológico puede ayudarte

Si a pesar de estas pautas tras un tiempo te sigues sintiendo desbordada, no dudes en acudir a nosotros. En OKmental- tú psicólogo online podemos ayudarte. Somos un grupo de profesionales de la psicología que te ofrecemos la posibilidad de una terapia online. No necesitas salir de casa para acceder a nuestros psicólogos online.

Artículo redactado por la psicooncóloga Silvia García Carmona.

Si quieres saber más sobre psicooncología, qué es y cómo se trabaja, puedes entrar en nuestra sección de PSICOONCOLOGÍA ¡Estaremos encantados de ayudarte!