Si no te gusta tu primera terapia individual, te devolvemos el dinero

Tipos y consecuencias de los problemas laborales

tipos de acoso y problemas laborales

Con tipos de Problemas Laborales hacemos referencia a esas situaciones que generan un conflicto, insatisfacción o dificultad en el trabajo. El origen puede proceder de diversas fuentes, bien un exceso de trabajo, bien un déficit de motivación y reconocimiento, e incluso malas condiciones laborales; pueden tener que ver con tus compañeros o con tu jefe.

Estas situaciones no solo acaban afectando a tu rendimiento y productividad, si no que pueden desembocar en trastornos, tanto físicos como psicológicos.

Los tipos de Problemas Laborales más frecuente son:

+Estrés Laboral: Pueden ser causa de estrés laboral una gran carga de trabajo, ya sea por recaer muchas responsabilidades sobre la misma persona, por trabajar bajo mucha presión, o fechas de entrega límite y/ o ajustadas

+Síndrome de Burnout (Quemado): Es común en profesionales que están en contacto permanente con otras personas, aunque también lo sufren aquellos sometidos a horarios excesivos, que no permiten descanso o desconexión del trabajo, o cargados con responsabilidades que exceden sus capacidades.

+Dificultades en la relación con los compañeros de trabajo: Los desacuerdos entre compañeros o jefe pueden fácilmente crear un clima de tensión laboral. Pero también un ambiente altamente competitivo o con luchas por el liderazgo del equipo. Estas situaciones, sostenidas en el tiempo, producen frustración y una gran insatisfacción laboral.

+Mobbing o acoso laboral: Es la violencia psicológica que se ejerce a una persona en su lugar de trabajo. Puede provenir de distintos actores: un superior, sus compañeros o la propia empresa. Con el mobbing se crea un clima laboral insostenible que mina la confianza a través de distintas estrategias.

Cómo puedo saber si estas dificultades están afectando a mi bienestar

              Las señales que nos pueden hacer saltar la voz de alarma en relación a si mi puesto de trabajo está afectado a mi bienestar son variadas y, aunque en muchas ocasiones son evidentes, merece la pena pararse un poco a escucharnos y tomar conciencia de cómo nos sentimos, pues puede ser que “los árboles no nos dejen ver el bosque” y que el hecho de estar inmerso en ellas, no nos permita darnos cuenta de dónde proviene el malestar.

Si me siento bajo el punto de mira, siempre señalándose lo negativo, a dónde no llego, lo que no hago bien, etc…, por parte de mi superior o algún compañero de trabajo; si el clima laboral es muy tenso y cada día se hace más difícil de sobrellevar. Se te hace muy cuesta arriba comenzar el día e ir a trabajar. Te sientes más cansado que de costumbre y tu productividad ha disminuido. Tienes dificultades para dormir, o incluso si duermes más de lo habitual;. Sientes que te irritas con facilidad; si estás triste. Lo que haces no te motiva, no te gusta, si, en definitiva. Te sientes frustrado y el trabajo añade una gran dosis de estrés a tu vida, afectado a otras esferas, probablemente estés ante una situación de este tipo.

Qué hacer ante los problemas laborales

              Huelga decir que los problemas en el trabajo no son buenos para nadie: ni para la empresa, ni para los empleados. Es una situación en la que todos pierden. Si percibes que tu trabajo te está pasando factura, tanto a nivel psicológico como físico, no dudes en consultar con un profesional. Podremos ayudarte a diferentes niveles, desde ofrecerte claves para poder manejar tu estrés y mejorar tu bienestar; aumentar tu motivación o incluso mejorar tu asertividad y que tus relaciones laborales sean una menor fuente de estrés; hasta proponerte acudir a asesoramiento legal.

Tenemos soluciones para los problemas laborales

Si sufres cualquiera de estos tipos de problemas laborales o no estás a gusto en tu puesto de trabajo, puedes ir a nuestra sección de profesionales de problemas laborales que te ofrecerán una solución

Artículo redactado por el psicólogo José Luis Guisande